Ver post
  #29  
Viejo 30-septiembre-2013, 21:28
kabrakan kabrakan no ha iniciado sesión
Forista Esmeralda
 
Registrado: 22-06-08
Posts: 10,595
Predeterminado Re: ¿Cuando el ser humano adquirió conciencia de que debía adorar a un solo Dios?

Quien se encargó de organizar una policía fronteriza fue Mahu, un alto funcionario oficial, hombre previsor que no esperó a los Beduinos cerca de Aketatón, sino que fue a detenerlos casi en los lugares donde se encontraban; para ellos se sirvió de unos fortines situados en los puntos estratégicos, con lo que se aseguró el movimiento de sus caravanas. Así mismo, su celo profesional le permitió detener una invasión de los Beduinos que estaba pagada por Siria; echo que ha quedado probado en varias estelas. Por otros testimonios parecidos, sabemos que Akenatón y Nefertiti le premiaron con collares de oro, las mas valiosas condecoraciones de la época, por haber mantenido la nueva capital de Egipto libre de todo brote de violencia.

Otra de las actividades de esta policía era impedir la entrada en Aketatón de extranjeros indeseables, también de familias en busca de trabajo, muchas de las cuales eran rechazadas porque “la ciudad no puede dar empleo o proporcionar alimentos a nadie mas”. Es posible que con estas medidas restrictivas se quisiera impedir es lo que acostumbraba suceder en Tebas y en Menfis, lo mismo que en las otras viejas grandes ciudades: una incontrolada llegada de personas, que traían consigo la miseria, las enfermedades y las injusticias sociales.

Aketatón llegó a sumar cuarenta mil habitantes en sus mejores épocas; nos estamos refiriendo al noven año de reinado de Akenatón; disponía de unas tropas de acción rápida, siempre dispuestas a repeler cualquier ataque; su extensión alcanzaba los 100 kilómetros cuadrados y era la capital de todos los Egiptos; en sus edificios principales se discutían los asuntos de Estado; se recibía a los reyes amigos, se cobraban los impuestos y se controlaban todos los demás asuntos.

El matrimonio real y sus hijas pasaban el mayor tiempo posible en esta ciudad; sin embargo vivían en un Imperio demasiado grande y se hallaban atados a grandes compromisos internacionales, y esto exigía largas ausencias, muchas veces imposibles de acortar.

Bien es cierto que Akenatón, lo mismo que habían hecho los faraones anteriores, llevaba consigo un verdadero palacio cuando salía de viaje, demás, los edificios donde se alojaba provisionalmente se hallaban acondicionados perfectamente para ofrecerle el mas cómodo alojamiento, casi como el que mantenía en sus nuevas residencias. Pero no todas sus acciones se desarrollaban de la forma mas placentera.

Tanto Akenatón como Nefertiti se encontraban al mando de un país que sumaba mas de trescientos millones de habitantes de todas las razas, cuya extensión geográfica llegaba desde el actual Irán hasta Argelia, para adentrarse en el continente africano hasta las proximidades de Etiopía; por lo que los conflictos humanos no dejaban de manifestarse, aunque llegaban a Akenatón y la bella Nefertiti filtrados por una serie de barreras administrativas, militares y políticas.

¿El Dios Atón fue totalmente aceptado por el pueblo?
__________________
Por la calle voy tirando la envoltura del dolor
Por la calle voy volando como vuela el ruiseñor ....
Citar y responder
 
Page generated in 0.06196 seconds with 9 queries