Discusión: El tercer Reich
Ver post
  #13  
Viejo 13-November-2012, 11:17
HERBERT HERBERT no ha iniciado sesión
Forista Bronce
 
Registrado: 01-10-08
Posts: 406
Predeterminado Re: El tercer Reich

# 10

EL ARIO Y EL JUDIO
Tomado en parte de “Mein Kampf” pgs. 329 - de A.Hitler el dictador más odiado del siglo XX**


La humanidad misma, ha sido creada por la naturaleza de diversas formas, de acuerdo con las exigencias del medio ambiente que la rodeaba, y eso hoy lo llamamos raza. Aunque básicamente no se puede hablar de calificar como superior o inferior una raza, opino que todas tienen un origen determinado. Sin referirme al color de la piel o de otras características visibles, según alguna documentación opino, que la raza llamada blanca tuvo su origen en algún lugar del medio oriente y se llaman “Arios”, como la cuna de una raza pura y portadora de culturas occidentales.

Es fastidioso discutir, cuales razas o cual raza es el portador original de la cultura humana, y con eso ser los verdaderos creadores de eso, que llamamos humanidad. Es más sencillo hacerse la pregunta en el presente, y es aquí donde se encuentra la respuesta con más claridad. Lo que hoy observamos ante nosotros de la cultura humana, son los resultados del arte, de la ciencia y de la tecnología, que casi exclusivamente proceden del talento creativo de hombre ario. Pero precisamente ese hecho, permite el razonamiento, que él mismo es el fundador de un género humano más elevado.

Si se pudiera dividir la humanidad en tres tipos, en creadores de cultura, portadores de cultura y destructores de cultura, entonces como pertenecientes del primer tipo, solo había de pensar en los arios. De ellos provienen los cimientos y muros de toda creación humana y solo la forma exterior y el color son condicionados a los respectivos rasgos de carácter de los pueblos.

La experiencia histórica ofrece varios ejemplos, en los que con claridad se muestra la mezcla sanguínea del ario con razas inferiores, y cuyo resultado ha habido un deterioro cultural.

Norteamérica, cuya población en la mayoría se compone de elementos de origen germánico teutón del norte, que muy poco suelen mezclarse con pueblos de otros colores, muestra una humanidad y cultura, superior, a la población de Centroamérica América del sur , cuyos inmigrantes eran principalmente de origen romano-~~~~~~, que con mayor facilidad se mezclaron con los nativos e indígenas del lugar.
Con este ejemplo se puede apreciar claramente, lo que resulta de una mezcla de razas. El teutón puro y sin mezclas del continente americano se convirtió en el amo y señor del norte del mismo, y lo seguirá siendo, mientras que no se convierta en víctima del incesto. Pero aquí por supuesto llega el típico judío con la insolente objeción del pacifista moderno, diciendo que el hombre supera a la naturaleza.
Es sin embargo innegable, que la población del continente africano, pertenecen una raza inferior, sin menoscabo de algunas excepciones individuales, igual como tampoco todos los individuos de las demás razas son brillantes.

En un tremendo contraste con el ario, se encuentra el judío. En casi ningún pueblo del mundo es mayor el instinto de conservación tan fuertemente desarrollado, como en el “elegido” pueblo judío. ¿Dónde está el pueblo, que en los últimos dos milenios ha sido expuesto a tan pocos cambios en sus talentos interiores y sus tan características facultades como el pueblo judío? ¿Qué pueblo ha sido partícipe de las grandes revoluciones y cambios sociales , que éste? ... y siempre ha salido como el mismo y sin cambios, de las catástrofes más tremendas de la humanidad. ¡Qué infinita y tenaz voluntad para vivir y conservar su esencia se manifiesta de estos hechos!

Las características del intelecto judío han sido formados en el transcurso de milenios. Se considera como “sensato” y en efecto siempre lo era hasta cierto sentido. Sin embargo su inteligencia no es el resultado de un desarrollo propio, sino de la enseñanza contemplativa de extraños.

Por razones que enseguida se revelarán, el judío nunca tuvo una cultura propia, sino que su intelecto siempre se ha alimentado del medio ambiente cultural que lo rodeaba.
Nunca este fenómeno se produjo a la inversa. Pero aunque el instinto de conservación del pueblo judío no es menor, sino hasta superior al de otros pueblos, falta la más esencial premisa para un pueblo culto, que es la mentalidad idealista.
La voluntad de sacrificio y abnegación del pueblo judío, no supera el instinto de conservación del individuo. La solidaridad se fundamente en un muy primitivo instinto de manada, tal y como se manifiesta en muchos otros seres vivientes del mundo.
Pero apenas se ha vencido al enemigo común, y el peligro fue eliminado, y lo robado esta a salvo, termina la aparente armonía entre los judíos, para dar lugar a sus originales atributos. El judío solo esta unido, si un peligro común lo obliga o lo atrae un botín común.
Es fundamentalmente erróneo suponer, que el hecho de la solidaridad entre los judíos pretenda atribuirle a ciertos ideales de auto sacrificio, mientras se dedican al saqueo de sus semejantes. También en este caso, el judío es guiado por nada más que su crudo egoísmo individual.
De ahí, que también un estado judío, que debería ser un organismo vivo para la preservación y proliferación de su raza, es territorialmente ilimitado, porque una determinada ubicación de una estructura de estado, siempre requiere de un concepto ideal sobre un estado-raza.



SIGUE
Citar y responder
 
Page generated in 0.09029 seconds with 9 queries