Ver post
  #29  
Viejo 09-November-2008, 18:56
Marcela_Sabio Marcela_Sabio no ha iniciado sesión
Expulsado de Foros México
 
Registrado: 08-11-08
Posts: 16
Predeterminado Re: ¿Pudo haber sido Magdalena, la esposa de Jesús?

Tan fácil que es: Al que diga que Jesús de Nazareth existió, me lo tiene que mostrar y decir cómo es que lo sabe. Ya sea por medio de su acta de nacimiento o su acta misma de defunción y no con literatura barata ‘inspirada’ en la vida de Cristo que es loco.
Además, ni siquiera está nombrado como se debe, ¿Qué es ese cuento de “Jesús”? en todo caso lo correcto hubiera sido: ¡Jesús = Yeshua = Josúe! Traicionando al loco desde un principio.

Si sus ‘evangelistas’ no han podido relatarnos la vida de esa cotorra de modo fehaciente, dudo mucho que escritores mucho más adelantados a su época lo puedan hacer. Además, como la mayoría espero que sepa, Jesús no es más que un invento de Roma, centro del mundo Helenizado, a partir del año 100. Con rasgos tomados de mitos de Atis de Frigia, Dionisio de Grecia, Buda de Nepal, Krishna de la India, Osiris y su hijo Horus de Egipto, Zoroastro (Zaratustra) y Mitra de Persia, que el mundo mediterráneo conoció a raíz de la conquista de Persia y la India por Alejandro Magno.

Cristo nació el 25 de diciembre de una Virgen, y en la misma fecha, que es el solsticio de invierno, nacieron Atis, de la Virgen Nana; Buda, de la Virgen Maya; Krishna, de la Virgen Devaki; HOrus, de la Virgen Isis, en un pesebre y en una cueva. También Mitra nació el 25 de diciembre, de una virgen, en una cueva y lo visitaron pastores que le trajeron regalos. Y también de una virgen también nació Zoroastro o Zaratustra. (*)

Son veintisiete los textos que escogió el Tercer Concilio de Cartago.
Entre ellos: Los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, o evangelios “canónicos” como se les designa para distinguirlos de los evangelios “apócrifos” que no se consideran inspirados por Dios.
Pues tales, tratan de un tal Cristo que si existió habló en arameo, y sin embargo los veintisiete están escritos en griego. ¿No estarán traicionando de entrada a su personaje los venerables autores con el simple hecho de traducir su pensamiento a una lengua tan distinta como es el griego?

¿Para qué le seguimos sumando las patrañas de la Iglesia a las nuevas patrañas de los vendedores de libros sobre Jesús? Sobre Jesús hay infinidad de libros en E.U. y en los países protestantes, sobre su historicidad que no es probable.

Y tú me quieres hablar de un Jesús que existió… ¿y de cuál de los tres me piensas hablar?
El de los evangelios sinópticos: del que habla Marcos, Mateo y Lucas.
El del evangelio de Juan y otro es el de Pablo (de Tarso).

Y lo que digo de las interpolaciones de la Iglesia a documentos como los de Flavio Josefo, no olvidemos que ella era la dueña de la escritura: La Iglesia no ha hecho nada más que falsificar documentos y enmarañar la verdad; ella, que se provocó la oscuridad de la Edad Media, y etcétera, etcétera de atropellos que ahora no vienen a tema.

Flavio Josefo que vivió aproximadamente entre el año 37 y el 100, y que escribió en griego la Guerra Judía en siete libros, las Antigüedades Judaicas en veinte, una autobiografía y una defensa de la raza judía, Contra Apión, es la máxima fuente y única de la historia de Palestina en el siglo I de nuestra era. Y me vienen a decir que prefieren creer en datos que otorga un evangelio como es el de Juan que pasa en tierra de nadie, en el tiempo de nadie y en el que solamente menciona a tres personajes históricos: Pilatos, Anás y Caifás. Pues cada quién, pero yo no acepto que se me imponga nada por mero acto de fe. Si dicen que Jesús existió a mi me lo tienen que comprobar.

Y para ejemplo de lo que menciono sobre la interpolación en los textos de Flavio Josefo, va un ejemplo:

De los escritos cristianos los principales son los evangelios canónicos de los que ya he mencionado en comentarios anteriores. En cuanto a los escritos paganos aducidos como prueba de la existencia de Cristo se reducen al "Testimonium Flavianum", un simple párrafo de las Antigüeades judaicas" de Flavio Josefo, que si bien nació en el año 37 (o sea un poco después de la muerte de Cristo, a quien por lo tanto no pudo conocer) por lo menos era judío de Palestina y hablaba arameo.

Y no hay más que ese párrafo de ese libro terminado en el año 13 de Domiciano (o sea el 93 de la era Cristiana) y escrito en griego.

Algo antes del año 250, cuando la Iglesia todavía no se encaprichaba con la virginidad perpetua de María, interpoló tres pasajes en las "Antiguedades judaicas" de Josefo: un párrafo referente a Juan Bautista, otro referente a Cristo (el famoso Testimonium Flavianum), y una mención pasajera a Jacobo (Santiago en español), el hermano de Cristo.
La que nos importa en este momento es el Testimonium Flavianum, del párrafo del libro 18 de las Antiguedades Judaicas, cuyo tercer capítulo es el que amablemente Kontrol nos ha citado.

Del Testimonium Flavianum sabemos por primera vez por Eusebio que cita el párrafo completo en su "Historia Eclesiástica" (1,11), obra escrita entre el 312 y el 324. Ninguno de los escritores cristianos anteriores a él lo conoce, ni siquiera Orígenes (c185-c254) que en tres ocasiones con ligeras variantes (Comentario sobre Mateo X, 17 y Contra Celso I,47 y II,13) se refiere a la pasajera mención de Jacobo el hermano de Jesús en las Antigüedades Judaicas de la que ya he mencionado un poco allá arriba. Así dice Orígenes en el Comentario sobre Mateo (X,17):
"Y era tan grande la reputación de Jacobo entre el pueblo por su rectitud que Flavio Josefo, que escribió las Antigüedades judaicas en veinte libros, cuando quiere dar la causa de que el pueblo tuviera que sufrir tan grandes desventuras hasta el punto de que el templo fue destruido, dice que fue la ira de Dios por lo que se atrevieron a hacerle a Jacobo el hermano de Jesús llamado Cristo.
Pero lo notable es que aunque Josefo no acepta a Jesús como Cristo, sin embargo da testimonio de la gran rectitud de Jacobo y dice que el pueblo pensaba que había sufrido estas desgracias por él".

Lo notable aquí son dos cosas:
- Que Orígenes diga que "Josefo no acepta a Jesús como Cristo", con lo cual probamos que no conoció el "Testimonium Flavianum", cuya esencia es esta afirmación; y que en ningún lado de las Antigüedades judaicas tal como las tenemos hoy se dé como causa de la destrucción del templo la ejecución de Jacobo, aunque Josefo sí nombra a éste y precisa que es "el hermano de Jesús el llamado Cristo", pero de paso, sin darle mayor importancia (Antigüedades 20, 9,200). Así que la copia de las Antigüedades que consulto Orígenes tenía algo que no tienen las copias nuestras actuales, y le faltaba algo que sí tienen y que también tenía la que consultó Eusebio: el Testimonio Flavianum.

Por lo tanto Eusebio, que escribía en griego, falsificó el Testimonium Flavianum, o bien lo tomó de una copia que tenía la falsificación fresquecita.

Otros escritores cristianos anteriores o posteriores a Orígenes que como él escriben en griego, citan a Josefo y no conocen el Testimonium Flavianum son:
Clemente de Alejandría (c150-c215), Juan Crisóstomo (347-407), y el patriarca de Alejandría Focio (c820-c891). Así pues, todavía en el siglo IX, en tiempos de Focio, circulaban copias de las Antigüedades Judaicas sin la interpolación.


Otros escritores cristianos anteriores o posteriores a Orígenes que como él escriben en griego, citan a Josefo y no conocen el Testimonium Flavianum son:
Clemente de Alejandría (c150-c215), Juan Crisóstomo (347-407), y el patriarca de Alejandría Focio (c820-c891). Así pues, todavía en el siglo IX, en tiempos de Focio, circulaban copias de las Antigüedades Judaicas sin la interpolación.

Si hubiese existido un Jesús De Nazareth histórico, éste sería llamado cómo en verdad es y no como lo pinta un Pablo de Tarso... Que vino a escribir la historia de este loco en el año 100... ¡67 años después! ... y todavía a pesar de sus grandes errores, lo viene a escribir en Griego, traicionando sus palabras del Jesús que fueron en arameo... ¡ay por DIOS!

Para no aburrir y no abundar más, me despido con algo que debemos analizar: ¿Cuándo nació Cristo? Si su nacimiento es el que parte la historia en dos, ha tenido que nacer en el año 1 de la era que inaugura. Pero resulta que los evangelios de Mateo y Lucas nos dicen que nació bajo Herodes y éste murió cuando menos cuatro años antes. Los romanos contaban los años a partir de la fundación de Roma, ab urbe condita. En el siglo VI el monje Dionisio el Exiguo propuso reemplazar la cronología romana por una cristiana, la actual de Occidente: contamos los años antes y después de Cristo, no antes y después de la fundación de Roma. Sólo que Dionisio hizo coincidir el año 1 de la nueva era con el 754 romano sin tener en cuenta que los evangelios de Mateo y Lucas dicen que Cristo nació bajo el reinado de Herodes, quien según la cronología romana murió en el año 750 ab urbe condita, o sea en el año 4 antes de Cristo. De todas formas si Dionisio hubiera hecho coincidir el año 1 de la era cristiana con el 754 de la romana todavía seguiría equivocado ya que Herodes no murió en el instante mismo en que nació Cristo si no más o menos dos años antes, pues según el Evangelio de Mateo cuando el rey judío se enteró del nacimiento “mandó matar a todos los niños de Belén y su comarca de dos años para abajo”. Dionisio erró pues aproximadamente en seis años.
Por lo demás tampoco hubiera podido establecer con exactitud a qué año de la era romana debía corresponder el año 1 de la nueva era que proponía pues simple y sencillamente ningún evangelio nos dice en qué año de la era romana nació Cristo.
Citar y responder
 
Page generated in 0.13733 seconds with 9 queries