Un chofer con sobresalto
al agente reclamaba,
que sin razón lo paraba
dizque por pasarse un alto.

Y luego le preguntó
que con cuánto se multaba,
si un infractor lo insultaba
con furia y de viva voz.

Dijo el agente mentado:-
pues todo está tabulado,
en este canijo encuadre,
y el que está más cotizado
es el de chinga tu madre,
con doscientos de contado.

El chofer hecho una fiera
dijo al policía molón:
ten doscientos y un tostón;
y luego se la recuerda:
“Chinga tu madre cabrón,
pinche corrupto de mierda”.